La reunión de los ayuntamientos de Fuentes de Andalucía, La Luisiana y Cañada Rosal, con el Área de gestión sanitaria de Osuna, finaliza sin solución inmediata para la normalización del servicio de atención primaria ordinaria y de urgencias en zona básica

Comparte esta noticia en...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

La propuesta de los alcaldes es que “los recursos sanitarios sean estructurales y permanentes” para prevenir una incidencia sobrevenida que califican “por debajo del mínimo tolerable, y sin precedentes”

Las próximas medidas son la elaboración de un decálogo de propuestas y mejoras de los servicios públicos sanitarios de forma conjunta y una manifestación convocada para el 6 de septiembre en el Palacio de San Telmo contra la situación de precariedad de los servicios sanitarios en la comarca

Ante la falta de atención primaria ordinaria, solo con servicios de urgencias en horarios de mañana, y con cierre de consultas y recortes de horarios por la falta de médicos en el presente periodo estival, en una zona de la Campiña de Sevilla que suma en este periodo más de 15.000 habitantes, los alcaldes de los municipios de Fuentes de Andalucía, Francisco J. Martínez, Cañada Rosal, Rodrigo Rodríguez, y la alcaldesa de La Luisiana-El Campillo, Mª del Valle, se han reunido con la Gerencia Sanitaria de Osuna, atendidos por la directora de enfermería, Lola Gómez, la directora médica, Inmaculada Vázquez, y el director económico y de servicios generales, Casto Ortiz.

El objetivo de esta reunión, afirman los alcaldes de los municipios, “es lograr la vuelta a la normalidad de los servicios lo más urgente posible”, ya que en estos momentos se ha quedado con servicios mínimos, concretamente al 30%, debido a lo que consideran desde los ayuntamientos demandantes: “una mala planificación de los turnos y del trabajo de los profesionales y la falta de cobertura suficiente de las bajas por vacaciones”.

Concretamente, los regidores denuncian que “los servicios han quedado por debajo del mínimo tolerable, una situación sin precedentes”. Como solución, los alcaldes proponen que “los recursos sanitarios sean estructurales y permanentes para prevenir la incidencia sobrevenida, la cual no se ha atajado y ha dado como resultado la presente situación de precariedad de los servicios sanitarios de la zona básica de la Campiña.

Una falta de recursos que ha llevado a casos como el cierre de la actividad programada por la tarde, o los problemas con la consulta de pediatría en los centros de salud de los tres municipios demandantes. Así como, de forma concreta, una falta notable de facultativos en el ambulatorio de El Campillo, de 1.200 habitantes, donde solo hay un médico que atiende una hora al día; mismo número de personal sanitario en Cañada Rosal (solo un médico y solo horario de mañana) para atender a más de 3.000 ciudadanos; o situaciones como las ocurridas en el centro de salud de Fuentes de Andalucía (con más de 7.000 habitantes), el cual se quedó la semana pasada durante dos días sin el servicio ordinario de atención primaria porque su personal médico tuvo que trasladarse a El Campillo para evitar el cierre del ambulatorio.

Y es que, la zona básica de salud de la Campiña, aglutina en estas fechas a más de 15.000 habitantes debido a visitas y afluencia de personas que pasan por los municipios en estas fechas, que con motivo de la época estival se amplía aún más, hasta alcanzar un incremento del 20%. A ello hay que añadir que la población vulnerable (personas de 0 a 16 años y mayores de 65 años) supera en la actualidad el 30% de la población. Sin embargo, el plan actual del Área Sanitaria para la época estival es dejar sin recursos médicos al 30% de la población total, además de no incorporar ninguna tasa de sustitución. “Todos estos datos son muy preocupantes, y nos hace alarmarnos aún más ante la situación actual”, expresan los alcaldes.

Los regidores de los ayuntamientos valoran “de forma positiva” la reunión en cuanto a la información recibida de primera línea, de los recursos sanitarios y cómo se implementan en dicha zona básica, ya que además era una de las demandas que solicitaban, aunque, por el contrario, no han salido “muy satisfechos” en cuanto a los términos de inmediatez para normalizar la deficiente situación actual”.

Otra de las demandas solicitadas, que esperan lograr antes de la manifestación convocada para el día 06 de septiembre, para, precisamente, evitar dicha manifestación, es la reunión con el consejero Salud y Familias del departamento de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, con el fin de poder alcanzar soluciones a las necesidades en la zona básica de salud de la campiña. Y es que, tras la reunión de hoy, martes 13 de agosto de 2019, extraen como conclusión que “la solución depende de órganos y estamentos superiores a los presentes en la reunión de hoy con la Gerencia Sanitaria de Osuna”. Aunque los regidores también denuncian la no comparecencia a la presente reunión del gerente del Hospital y del Área Sanitaria de Osuna, Ricardo Gil-Toresano: “Hemos echado en falta la escucha de forma directa a los representantes por parte del máximo responsable de dicha competencia”, afirman. A pesar de dicha ausencia, aprovechan para “agradecer la presencia de los directores de medicina y enfermería, así como económico, en dicha reunión”.

Los alcaldes de los ayuntamientos demandantes entienden que “la solución al problema debe ser estructural, con una ampliación de recursos, y con carácter estable, y no de forma temporal cada periodo estival”.

Y es que, según afirman los regidores, “aunque anteriormente se sufría precariedad en el servicio de salud en dicho periodo estival, nunca se había llegado a los límites actuales que muestran unos datos históricos en cuanto a falta de recursos y asistencia sanitaria a los ciudadanos”.

Los regidores manifiestan que “no pueden consentir la situación actual, y por ello afirman que seguirán dando pasos en pos de lograr una solución inmediata de forma unida, con cohesión, y con unidad de acción”. Para ello, según se tiene planteado, por un lado se elaborará un decálogo común de propuestas y mejoras en defensa de los servicios públicos de salud en la comarca, por otro se tratará de lograr la reunión con el consejero, y, por último, si no se alcanza un acuerdo de forma temprana, y con carácter inmediato, se llevará a cabo la manifestación, el próximo día 6, en la puertas del Palacio de San Telmo.  Para dicha convocatoria, en caso de llevarse a cabo finalmente, desde los ayuntamientos se anima a la ciudadanía a participar en ella. Una convocatoria de la que se ofrecerá más información próximamente.

Descargar nota de prensa: