Presentado y firmado el proyecto de centro de día y de noche para personas mayores ‘Residencia Madres Mercedarias’ en el marco de las IIª Jornadas de Salud, ‘Fuentes, municipio que cuida’

Comparte esta noticia en...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

En el desarrollo del cuarto día de las IIª Jornadas de Salud, ‘Fuentes, municipio que cuida’, se presentó la que será, próximamente, la nueva residencia ‘Madres Mercedarias’; el plazo acordado para el inicio de las obras es de seis meses. En dicho acto, además, se procedió a la firma del acuerdo entre las Madres Mercedarias y el promotor, que da oficialidad al proyecto y permite el inicio de este para la consecución del mismo.

En el acto intervinieron el Alcalde de la localidad, Francisco J. Martínez, el director del proyecto, José Manuel Lora, la madre superiora general de la congregación de religiosas de nuestra Señora de la Merced, María Dorita, y las madres Isabel Barrera y Josefina Ríos.

El alcalde considera este proyecto de “gran relevancia de cara al futuro, y que va a cambiar la concepción sistemática que tenemos de los servicios, porque vienen a aportar un recurso que no existía de forma completa como entendemos que debiera ser un servicio de centro de día y de residencia para las personas mayores de nuestro municipio”.

“Desde el Ayuntamiento en este proyecto hemos jugado un papel de impulso, de pegamento, de unión, de coordinación, de estar constantemente pendiente de cómo va el devenir de este proyecto, que ha tenido una trayectoria larga y nada fácil; entre otras dificultades: desbloquear una situación patrimonial del edificio, catalogado como categoría ‘A’, lo que implica que no se pudiera hacer ningún tipo de intervención que no fuera rehabilitar o restaurar, así como también ha supuesto una complicación añadida la pérdida de inversores en el camino por los retrasos en el proceso”, afirma el edil. “Gracias al papel humilde, modesto, y sin ninguna arrogancia, que hemos ejercido desde el Ayuntamiento, hemos posibilitado que hoy estemos aquí presentando el presente proyecto”, confiesa.

“El eje central que hemos tenido en cuenta a la hora de desarrollar este proyecto es el patrimonio inmaterial que supone Madres Mercedarias en la sociedad fontaniega. En torno a esto hemos rotado, hemos unido fuerza, y hemos hecho todas las gestiones para que este se dé”, informa el regidor. El alcalde considera además que Madres Mercedarias “es el corazón” de este proyecto, “y así lo concibo como alcalde”, y de la misma forma “también mi grupo de Gobierno”.

“Con el presente proyecto se logran también otros objetivos, como son la creación de empleo, prestar un servicio que hacía falta y era necesario, y la conservación de un patrimonio”, afirma el alcalde.

F. Martínez revela que “cuando se inició la pelea y lucha para que las niñas de la residencia se quedaran en Fuentes de Andalucía, y que finalmente no conseguimos, se comenzó a pensar y a crear, y a buscarle una alternativa a la posibilidades que daba Madres Mercedarias como patrimonio material e inmaterial: creo que Madres Mercedarias nunca se irán de nuestro pueblo. Y la alternativa fue la creación del presente proyecto de la residencia”.

El alcalde también explicó los motivos del tiempo transcurrido para poder presentar finalmente este proyecto: “La existencia de una congregación por un lado, un Ayuntamiento por otro, sumado al capital privado que realiza la inversión, ha hecho que el tiempo no fuera todo lo rápido que quisiéramos: aunque más vale llegar, aunque sea tarde. Hemos conseguido llegar, y será una realidad. Nos vamos a dar un plazo, pero finalmente se llevará a cabo”,

El edil quiso agradecer por un lado, los desplazamientos lejanos de José Manuel y María Dorita para estar en el día de hoy, y también expresó ser “un gran placer” que nos acompañen madre Josefina y madre Isabel. Y, por otro, expresó también la gratitud a José Manuel Lora “por pensar en Fuentes de Andalucía como un municipio factible para hacer este proyecto” y, por supuesto, “amor eterno a Madres Mercedarias: sin su sensilidad, apertura y tacto para aceptar ideas, hubiera sido imposible que esto saliera adelante, y, aunque la encabeza madre Dorita, sin la labor de las madres Josefina e Isabel tampoco hubiera sido posible”.

“Municipio que cuida: corroboro que es cierto; que nos cuida, a pesar de las dificultades. Lo hizo en la niñez, con todas las dificultades, y ahora también en la ancianidad; y además cuida a los que son más vulnerables, que es aún más complicado”. Así valoraba la labor de la sociedad fontaniega María Dorita, madre superiora general de la congregación de religiosas de nuestra Señora de la Merced.

“Agradecer al Ayuntamiento, especialmente al Alcalde, por su dedicación y empeño. Y también a los vecinos por su cuidado y atenciones hacia las mercerías que han estado en Fuentes de Andalucía”, expresó. Y le diría además al Alcalde que “hay que darle aun más amplitud todavía a este proyecto”. La madre también quiso agradecer a José Manuel Lora, “por su trato y consideración en todo momento hacia nosotras y hacia el futuro proyecto”.

La madre general considera que “el centro geriátrico debe girar en torno a la persona para mejorar su calidad de vida y sus ganas de vivir, y, por tanto, que no se sientan desplazadas. Este proyecto debe servir y que tiene que ayudar para dar tanto servicio como apoyo social al municipio un apoyo social”.

“Aquí aprendí a andar; siempre llevo presente a Fuentes de Andalucía. Y este componente ha sido el que me ha llevado a dar el paso dese Barcelona a realizar este proyecto”. Así revelaba el motivo que le ha llevado a José Manuel Lora, director del proyecto, a participar en este proyecto. Un José Manuel que considera que en este tipo de proyectos “antes que el negocio están las personas y el servicio a ellas, y esto debe prevalecer por encima de todo”.

A la hora de desarrollar el proyecto arquitectónico “se ha tenido en cuenta el componente de la luz, que es vida: el edificio será abierto y acristalado, tendrá mucha luminosidad”, afirma. Para el director del proyecto este es un componente importantísimo: “Debéis valorar la luz, ya que yo, por ejemplo, no la tengo en Barcelona”.

El centro tendrá en torno a los 1.100 m², y su presupuesto asciende a millón y medio de euros.

El color será blanco, que junto al cristal y la luz, buscan un concepto de transparencia: “Se pretende que se vea lo que hay y se hace en el interior”, expresa el director. “Transparencia, luz y claridad son los elementos esenciales del proyecto; además de definir superficies diáfanas sin barreras y, por tanto, muy accesibles”.

J.M. Lora informa también que “el proyecto ha tenido en cuenta que es un edificio de 1619 y, por tanto, se ha sido muy respetuoso con esa línea”.

El proyecto además concibe la creación de un auditórium, una sala de cine, espacio para desarrollar actividades socioculturales, comedor, salón de actos, y zona de oficinas. Y se habilitarán también servicios médicos, psicoterapéuticos, rehabilitación y también de formación: “La idea es que sea no solo centro de noche, sino también de día, con una capacidad para 50 personas, más todas las personas que vengan de fuera a hacer una actividad: no sólo queremos que sea un espacio cerrado, sino que pueda utilizarse los servicios que se ofrecen desde la residencia y, por tanto, está abierto a la totalidad de la población”, afirma el director.

La residencia será además mixta, para hombre y mujeres.

El presente proyecto generará además puestos de empleo, que se estiman entre 20 y 40 personas.

El director del proyector confiesa que “cada paso que se ha dado ha estado consensuado con la hermanas Josefina, María e Isabel para que todo encaje con la filosofía de las Madres Mercedarias”.

“He estudiado personalmente el proyecto. Y hemos preferido dejar de ganar para que realmente la gente tenga una satisfacción. Y así nosotros tengamos una satisfacción adicional a los ingresos. Mi objetivo marcado y tutelado ha sido que la gente esté contenta. Es importante, qué duda cabe, la gestión empresarial, pero, sobre todo, la gestión a las personas. Prefiero que me regalen una sonrisa a qué me ingresos dinero. Y pienso además que el futuro de estas líneas de negocio caminará por este sentido”, afirma el director.

M. Lora ha querido agradecer “el trabajo y la dedicación” que siempre han tenido las hermanas: “les tengo un cariño personal”, confiesa. Unas hermanas que “me han demostrado un gran esfuerzo y lucha en todo momento”, afirma.

La Madre Isabel, cerró finalmente el turno de intervenciones. “Agradezco a José Manuel Lora su interés y que además haya prevalecido la persona y el servicio social antes que el dinero.  Las madres nos sentimos muy orgullosas de este proyecto. Todo lo que sea bien para el pueblo, ¡bendito dios!”.

“Destacar también la labor de Francisco: es un luchador. Nos lo ha demostrado siempre. En su momento, con las niñas más no pudo hacer. Y ahora, en este proyecto, ha sido el canal muy directo entre José Manuel y nosotros. Y ha sabido canalizar esas ideas y ese proyecto para el bien del pueblo, para el bien de Fuentes de Andalucía. El interés y cariño para con Francisco “es mutuo: nosotros también se lo tenemos a él”, confiesa.

“Por último, quisiera recordarles a todos los fontaniegos que las madres rezamos siempre por todos”.

Tras las intervenciones se procedió a la firma entre las partes, congregación de las Madres Mercedarias y promotor del proyecto, de los documentos que posibilita que se puedan iniciar los primeros trámites y pasos para la puesta en marcha del centro de día para personas mayores ‘Residencia Madres Mercedarias’.