El Ayuntamiento alcanza acuerdos para solucionar los problemas de los microcortes en el municipio

El Ayuntamiento, tras sucesivas denuncias, y reuniones con los organismos y empresas competentes, y mostrando presión para que actúen, ha logrado que en un periodo de corto y medio plazo se ejecuten diferentes acciones que pongan fin al problema de los microcortes en el municipio.

Fuentes de Andalucía se suministra mediante 2 líneas eléctricas rurales, de 25 kw de potencia, que provienen de las subestaciones de Écija y Osuna. La distancia es larga, con unas conexiones antiguas que discurren por pozos e instalaciones rurales, lo que provoca, junto al choque del tendido eléctrico a causa del viento o las aves, cortes en el suministro, lo que conocemos como microcortes: aumento y disminución brusca en el suministro, los cuales provocan averías en los equipos electrónicos. 

El suministro en el municipio es responsable de dos empresas: Endesa, que transporta la energía a pie de término, y, por otro, la distribuidora local, Díaz Gálvez, que la reparte por el municipio. Desde el ayuntamiento se ha trabajado para lograr un compromiso por ambas empresas, para evitar los microcortes y la mejora de la calidad en el servicio. 

Tras varias reuniones con las empresas se ha conseguido el compromiso por la parte de Endesa, la instalación de 5 nuevos centro de telecontrol y digitalización de los mismos, una inversión de 100.000 euros. Y también van a instalar un sistema de avifauna, por valor de 85.000 euros. 

Y en cuanto a la distribuidora local, se ha conseguido que se comprometa a la instalación de una nueva línea, desde Monclova a Fuentes de A., y ello posibilitaría el aumento de capacidad de suministro eléctrico en el municipio, y evitar los problemas que se derivan de las solicitudes de enganche. Inversión de 1 millón de euros, que se compromete en la presente anualidad acometer las mismas. 

El alcalde fontaniego, Francisco J. Martínez, califica el balance final como “positivo” por el compromiso adquirido por ambas empresas, “lo que supone mejorar la calidad del suministro eléctrico lo que repercute directamente en la economía del municipio”, afirma. “Aún así seguiremos con un proceso de seguimiento y fiscalización, para controlar que se cumple, mejorando la capacidad de desarrollo económica a través de la energía, elemento este último fundamental y esencial para ello”, señala.