Fuentes de Andalucía recibe la visita del gobernador de la región de Bafatá con motivo del proyecto solidario, ‘Laovo Cande’, con el que colabora el pueblo fontaniego (incluye galería gráfica)

Comparte esta noticia en...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

El gobernador de Batafá, Dundu Sambú, visita Fuentes de Andalucía con motivo de los proyectos de cooperación al desarrollo que a través de la Mancomunidad se llevan a cabo en este país, y más concretamente con la aldea Camdemba-Uri, y en el que pueblo fontaniego participa activamente. Y es que fue precisamente en Fuentes de Andalucía donde arrancó este proyecto en el año 2012.

Sambú ha venido acompañado por el periodista local, José Bejarano, miembro de la Asociación de la Prensa de Sevilla responsable del proyecto Periodistas Solidarios en el que se integra esta acción.

Ambos han sido recibidos por el Alcalde Francisco J. Martínez, la delegada de Educación, Auxiliadora Lora, y quien fuera alcalde cuando se iniciara este proyecto, Miguel Fernández.

La agenda ha incluido la visita a los centros educativos de la localidad, donde han sido recibidos por ambos directores, Francisco Barragán (CEIP Santo Tomás) y Juan Francisco Tirado (CEIP Santa Teresa). Y es que una de las líneas del proyecto incluye el ámbito educativo, concretamente se recoge en un programa de apoyo educativo, que pretende mejorar el absentismo escolar, fomentando la conciliación familiar. Fuentes de Andalucía es un referente en estas materias, logrando premios y reconocimientos por ello como el recibido en el año 2012 por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía con EducaCiudad, el cual se otorga a aquellos municipios distinguidos por su compromiso con la educación en Andalucía.

Actualmente colaboran en la presente acción solidaria tanto la Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Écija (Écija, Fuentes de Andalucía, Cañada Rosal, La Campana y La Luisiana), como la Diputación de Sevilla –entre estas administraciones son ya 158 mil euros los que se llevan destinados-; además de ONUGBIS (misión especial de la ONU para la consolidación de la paz en Guinea-Bissau), la ONCE, DHL, RTVA, RNE, Maerks , la Fundación Persán y las consejerías de Salud y Agricultura de la Junta de Andalucía.

El proyecto, hasta la actualidad, ha conseguido llevar a cabo la construcción de dos escuelas, una de enseñanza primaria para 60 niños y niñas, una cooperativa campesina, pozos de agua y granja, una emisora de radio gestionada por mujeres y un centro de salud.

En relación al proyecto educativo, lo que comenzó con un aula, hoy en día se ha logrado la construcción de tres, que permiten acceder a la educación a un centenar de jóvenes capacidad.

Si las condiciones de esta región son muy duras en todos los sentidos, la educación no es una excepción. En el caso de la etapa de educación superior, la correspondiente a la impartida en el instituto, según informa J. Bejarano, son hasta un total de 24 los kilómetros entre ida y vuelta (debido a la distancia que separa la aldea con la ciudad) que deben realizar cada día los alumnos para poder asistir. Para ello, el municipio fontaniego también va a colaborar con este sentido, y son ya un total de 40 las bicicletas que se han recogido para la causa, las cuales se les harán llegar para ayudarles a recorrer ese trayecto.

Y es que los datos en materia educativa son muy diferentes a los que podemos encontrar en nuestro país. En Guinea-Bissau de cada 10 niños 9 no pueden ir a la escuela, cuando en España este derecho está garantizado para todos los jóvenes, logrando por ejemplo, en Fuentes de Andalucía, que el absentismo escolar desaparezca. Y la diferencia de ratio también es una muestra de ello, como puede observase de la comparativa con el municipio fontaneigo, donde la media de profesores registra un total de 30 para 400 alumnos, cuando en el país africano solo se dispone de 2 o 3 profesores por cada 100 alumnos.

La visita finalizó con una rueda de prensa en la que tanto el Gobernador D. Sambú, como Alcalde, F.J. Martínez, como el periodista J. Bejarano, se dirigieron a los presentes. El Alcalde fontaniego expuso las tres líneas de actuación que se van a llevar a cabo, dirigida tanto a alumnos, como a profesionales, y también a las familias. “El objetivo que nos planteamos es el de trabajar de forma comunitaria. Para ello hay que crear conciencia de comunidad educativa si no es muy difícil que tenga éxito. Y para esto la idea es organizar el plan de trabajo en tres fases: la primera visitar el lugar, entre enero y febrero, para conocer la realidad de forma cercana y poder realizar así un diagnóstico; una segunda de formación, pero hacerlo allí en el propio lugar; y una tercera de control y evaluación”, argumentó.

El Alcalde afirmó que el fin propuesto por el ayuntamiento es “erradicar el absentismo, y lograrlo incluso más allá de nuestras frontera. Para que esto se consiga pondremos todos nuestros medios, tratando de llevar educación desde donde hacemos educación”.

Por último F. Martínez quiso agradecer a todos los que hacen posibles este proyecto. “Agradezco enormemente a la comunidad educativa, concretamente a J. Bejarano y Dundu Sandú: su visita es todo un detallazo que nos viene a devolver de alguna forma la solidaridad que durante año se hemos dado a su pueblo. Con el mensaje de “solidaridad futuro y progreso” finalizó su intervención.

Bejarano, por su parte, empleó los términos “entusiasta y decidido del proyecto” para definir la labor que realiza el alcalde fontaniego, aprovechando también para destacar a la primera persona con quien se inició, concretamente M. Fernández, alcalde en su momento, siendo el actual, F. Martínez, delegado de Participación Ciudadana, en el momento de inicio.

El periodista confesó como la historia del fracaso de la tragedia y el dolor de la muerte del protagonista de esta con la que se inició este proyecto, Laovo Cande, ha logrado convertirse en una historia de éxito.

“Esta labor y este proyecto no es ni un entretenimiento ni un hobby: es una obligación; nuestra ilusión es dejar un mundo mejor”, es el mensaje que quiso mandar el periodista.

Bejarano aprovechó también para dar las gracias al pueblo fontaneigo, y también a los beneficiados de la ayuda, el pueblo de Guinea Bissau, por dejarse ayudar. Y animó a todos a visitarlos.

Antes de finalizar, Bejarano aprovechó para informar que la visita del gobernador ha sido muy productiva, consiguiendo muchas cosas gracias a su presencia: acceso hospitalario que se encuentra en un estado deficiente; tres camiones de bomberos y una unidad de rescate, y cinco bomberos que irán a Bafatá para formar allí una escuela academia de bomberos; también motos de policía local, patrulleros, y ayuda para formar una academia de policía; e incluso vehículos de protección civil. Esto demuestra que “la solidaridad funciona”, concluyó el periodista local.

El gobernador también quiso compartir su visión y opinión sobre este proyecto y lo hizo a pesar de realizarlo en su idioma. “Para construir un país es necesaria la educación. Y no podemos quedarnos con los brazos cruzados. Con vuestro apoyo lo conseguiremos. Espero que vengáis también vosotros a visitarnos y así intercambiemos experiencias” confesó el gobernador.

Por último el gobernador de Bafatá mostró su sentido agradecimiento: “agradeceros a todos de profundo corazón en nombre de Guinea por la ayuda”. 

Antes de marcharse, el gobernador recibió de manos del alcalde varios obsequios: la bandera de Fuentes de Andalucía, la película ‘Tierra de Rastrojos’, y una botella de anís elaborada por la empresa local, “Anís Rigo’. Y, finalmente, Sambú firmó en el libro oficial de visitas del municipio, cerrando su paso por el municipio fontaniego.

La visita finalizaría de forma definitiva al día siguiente con el recibimiento por los alcaldes de la comarca de Écija, en el ayuntamiento astigitano.

Galería gráfica: