Alcalde, delegado de Cultura, y portavoz del movimiento memorialista de Sevilla, inauguran la exposición ‘Pico Reja’

El Ayuntamiento de Fuentes de Andalucía sigue trabajando en la localización de las víctimas del periodo de la Guerra Civil y dictadura franquista, así como en darle visibilidad pública a lo sucedido. Y en esta línea se ha organizado, junto a la asociación por la memoria histórica fontaniega y la colaboración de la Diputación de Sevilla, una exposición que concentra una muestra sobre los trabajos de exhumación de la fosa común de los represaliados en la Guerra Civil del Cementerio de San Fernando, Sevilla.

Alcalde, Francisco J. Martínez, delegado de Cultura, Luis Conde, y el portavoz del movimiento memorialista de Sevilla, Juan Morillo, inauguraron una exposición que estará expuesta para que puedan visitarla hasta el próximo día 17 de octubre en el Centro de Interpretación del Barroco.

El Alcalde fontaniego recibió a los presentes, le dio la bienvenida e invitó contemplarla, y el portavoz memorialista llevó a cabo un recorrido explicativo de la misma.  El delegado de Cultura, por su parte, aprovechó para invitar a los ciudadanos a contactar con el ayuntamiento para organizar exposiciones, y anunciar otra que está abierta en estos momentos como es la del fontaniego Paco Barcia en la que se recoge una muestra fotográfica de pájaros exóticos que pasan por la localidad.

“La tierra ha hablado y allí hemos estado para recibir el mensaje y transmitirlo como pretendemos hacerlo con esta exposición”, con esta contundencia J. Morillo resume lo que concentra esta exposición. “No es casual que hayamos traído esta exposición a Fuentes de Andalucía donde hay gran afán y lucha por el rescate de la memoria, con incluso un espacio dedicado a ello, como es el Parque ‘Luchadores por la Libertad’, o la unidad didáctica que se imparte en el instituto. Un municipio modelo y paradigma en esta materia“, afirma el portavoz memorialista. También aprovechó para invitar a visitar esta exposición: “acercarse a contemplarla es un compromiso, y un deber, para con las 118 víctimas fontaniegas y sus familias“.

Pico Reja, la cual debe su nombre al espacio que conforma la misma vista desde arriba, en la que simula el pico de una reja, además de ser la primera primera fosa común cuya exhumación se acomete en la ciudad de Sevilla, es también la de mayor envergadura que se afronta en el conjunto del país. Con 671,34 metros de longitud (66 más de la dimensión inicialmente barajada por los historiadores) y una profundidad aproximada de cuatro metros, la fosa común de Pico Reja alcanza 2.685,36 metros cúbicos y ella, según apuntan los historiadores, encabezados por José Díaz Arriaza,  se encontrarían los restos de hasta 1.103 personas: cuerpos recogidos por la Beneficencia y enterrados en la fosa común en la segunda mitad de 1937 y la primera de 1938.

Los trabajos de localización y delimitación de la fosa del Cementerio de San Fernando se iniciaron en 2017.  En mayo de 2018 se procedió a la recogida de muestras de ADN de los familiares de represaliados de Sevilla capital y provincia, de otras provincias andaluzas y españolas e incluso de Francia. A día de hoy son un total de 268 pruebas de ADN las realizadas a familiares de las fosas comunes de Pico Reja y Monumento.

En estos momentos la excavación aún se encuentra al 50% pero ya ha posibilitado recuperar unos 300 cuerpos de represaliados; algunos de ellos destrozados violentamente incluso estando fallecido. En Pico Rejas se cree que puede estar el cuerpo de Blas Infante, padre de la patria andaluza, ejecutado en agosto de 1936. Los últimos estudios y hallazgos señalan que también podría encontrarse un hijo de Otto Engelhardt, el emblemático ingeniero alemán director de Sevillana de Electricidad y Tranvías de Sevilla, además de cónsul honorífico de Alemania en la capital andaluza, quien fue ejecutado por las fuerzas del general Queipo de Llano.

En el proyecto trabajan, además de los diferentes operarios para poder llevar a cabo las labores, un cuerpo de historiadores, arqueólogos y antropólogos, para certificar un trabajo exhaustivo, en que el cuidado en el tratamiento de los restos encontrados son unas de las características de las tareas desempeñadas.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 1,2 millones de euros procedentes del Ayuntamiento de Sevilla, Junta de Andalucía y la Diputación Provincial de Sevilla.

Pronto tendrán disponible también una noticia audiovisual con imágenes y valoraciones en el canal de YouTube de RTV Fuentes.

Imágenes de la inauguración: